Probablemente haya escuchado que los CIO están bajo más presión que nunca para garantizar que sus inversiones en tecnología mantengan a sus empresas resilientes, especialmente después de la pandemia de COVID-19. Durante una conferencia reciente de CIO Network patrocinada por el Wall Street Journal, el CEO de la fabricante de software Box, Inc., Aaron Levie, desarrolló lo que denominara abordaje de la tecnología que prioriza el negocio: entregar valor rápidamente, mantener la productividad de los colaboradores remotos y entregar soluciones de cliente digitalmente.

Las preocupaciones de Levie no son únicas, ya que las empresas de cualquier envergadura se enfrentan a desafíos de negocio que cambian permanentemente.  Para nosotros, priorizar el negocio significa escuchar lo que nuestros clientes desean y entregar soluciones que validen sus decisiones de compra.   Pero para mantener a los clientes verdaderamente resilientes, debemos ayudarlos a cambiar su perspectiva desde «ahora», brindándoles soluciones que sean resilientes a largo plazo.  Me vienen a la mente tres soluciones particulares.

Garantizar la conectividad:  Incluso antes de que estallara la pandemia, los clientes nos hablaban sobre la necesidad de velocidad y desempeño debido a la creciente demanda de procesos con mayor uso de datos, como imágenes médicas, machine learning en tiempo real, operaciones automatizadas y realidad aumentada. Estamos invirtiendo en tecnologías que importan hoy y a futuro, como el compromiso de extender nuestra red a través de nodos de Edge computing diseñados para cubrir el 98% de la demanda empresarial de EE. UU. en 5 ms de latencia.  Hasta no hace mucho tiempo, probablemente la baja latencia haya sido vista como algo bueno. En un mundo con automóviles autónomos, registros médicos en línea y transacciones digitales financieras, la capacidad de transferir datos rápidamente será un atributo esencial para las empresas resilientes.

Garantizar la seguridad:  Como Lumen Technologies es propietaria y operadora de una amplia backbone IP, estamos en una posición única para identificar y responder a los ciberataques en tiempo real.   Como nos gusta decir, vemos más para poder detener más.  Una de las mayores ciberamenazas, según Forrester, son los ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS), que fueron responsables de casi una cuarta parte de las amenazas externas a la seguridad en 2019. Luego de hablar con cinco de nuestros clientes de DDoS existentes, en Forrester descubrieron que nuestro servicio ofrecía un valor actual neto de aproximadamente US$1,1 millones durante tres años con un retorno de la inversión del 222%. Mantener a los clientes seguros ahorrándoles dinero al mismo tiempo en el proceso es una situación donde todos ganan.

Garantizar la productividad: El trabajo remoto no va a desaparecer en el corto plazo.  De hecho, más del 70% de nuestros clientes en una encuesta reciente expresaron que esperan continuar con sus políticas de «trabajo desde casa» hasta fin de año y pasada dicha fecha. Si bien reconocen que las redes basadas en fibra (como la nuestra) brindan conexiones domésticas sólidas, también quieren soluciones de “fuerza industrial” para asegurarse de que sus colaboradores sigan siendo productivos con formas simples y seguras de conectarse a sus redes corporativas. Entonces, recientemente lanzamos nuestra solución de conectividad empresarial Remote Connect, que los trabajadores pueden instalar fácilmente en sus servicios de Internet existentes Y contamos con más soluciones en proceso como parte de nuestros esfuerzos continuos para brindar soluciones gerenciadas para este nuevo modelo de trabajo empresarial.

Tenga en mente que proveer la tecnología adecuada es solo la mitad de la solución.  Un verdadero abordaje para priorizar el negocio requiere socios que superen sus promesas, combinando humanidad con tecnología.  La resiliencia empresarial depende de las personas capaces de proporcionar conocimientos y experiencia para asegurarse de no perder oportunidades futuras durante esta era de transformación. El éxito de los clientes necesita de relaciones continuas, orgánicas para que sucedan. Identificar y entregar el próximo «gran avance» elimina una fuente de preocupación para los CIO dedicados a generar valor para sus partes interesadas. Un fuerte toque humano ayuda a garantizar que las empresas puedan dar un giro cuando lo necesiten, porque como lo expresó elocuentemente el gran jugador del béisbol Yoga Berra, «El futuro no es lo que solía ser».

Artículo Original en inglés: Staying Business Resilient – Now and for the Future

Jon Paul "JP" McLeary

Autor:
Ed Morche

Ed Morche es Presidente del equipo corporativo y  de Sector Público para América del Norte, en Lumen.  Ed aporta más de 25 años de experiencia para esta función focalizada en proveer soluciones de tecnología y ayudar a las empresas a construir el futuro.  Sus responsabilidades incluyen a clientes de empresas medianas, grandes y multinacionales, como así también a organismos de gobierno, grandes instituciones educativas y redes de investigación.  Ed se desempeñó anteriormente en varias funciones de liderazgo en Level 3 Communications.  Antes de sumarse a Level 3, Ed estuvo en roles internacionales y para América del Norte en Sprint Corporation, Sprint International, Global One, Teleglobe e Igaea Communications.

Disponible en Português (Portugués, Brasil)