La arquitectura de aplicaciones ha avanzado mucho en los últimos años como resultado de los entornos de nube, la contenerización, los microservicios y otras innovaciones de TI. Hasta hace poco, la mayoría de las aplicaciones para empresas tenía una base central. No tenían que relacionarse con otros grupos  de datos, con dispositivos de IoT, o con otras aplicaciones al unísono para cumplir una función. Pero ése ya no es el caso: de hecho, cuatro de cinco* tomadores de decisiones de TI encuestados manifiesta que un modelo de nube centralizado no puede dar soporte a las demandas de sus cargas de trabajo o aplicaciones actuales. Tomemos como ejemplo la robótica industrial: la conexión entre la aplicación controlante y los robots en la planta de producción requiere de una latencia exacta; y dichas aplicaciones no sólo se comunican con los robots.  Esas aplicaciones también necesitan almacenar información en localizaciones en la nube para otras partes del negocio que se están ejecutando en otras áreas del mundo.  Existe asimismo un enlace de vuelta con el proveedor, que desea realizar el mantenimiento proactivo de los robots, monitorear la condición de estos e iniciar las reparaciones antes de que se produzcan las fallas. La orquestación une a las aplicaciones con otras aplicaciones, con los datos que se están trasladando y con la infraestructura de computación, almacenamiento y de red. La tecnología de la orquestación está evolucionando rápidamente y eso representa una parte significativa del objetivo que la Plataforma Lumen procura entregar.  Nuestra meta consiste en conectar la orquestación de las aplicaciones y datos con la orquestación de la red, usando un abordaje de API (Interfaz de programación de aplicaciones).  Las redes definidas por software (SDN) permiten que la capa de orquestación emita las llamadas a la red, activando nuevas conexiones en tiempo real a cualquier lugar al que deban dirigirse los datos, desactivando nuevamente la conexión una vez que los datos han llegado a destino. De esta manera se ahorra dinero, el proceso se torna más eficiente y se habilita una mayor flexibilidad.

El crecimiento de la computación de borde.

Leí recientemente que el dos por ciento de las empresas tiene implementada alguna forma de computación de borde, pero dentro de tres años, el 50 por ciento implementará soluciones de computación de borde. Lo anterior se correlaciona con el crecimiento de las aplicaciones de IoT que se benefician de la computación de borde de baja latencia. Adicionalmente, muchos clientes necesitan reducir sus infraestructuras de tecnología en las instalaciones, de rápido crecimiento.  Tenemos clientes del sector minorista que están duplicando su computación cada año, y están quedándose sin espacio.  No desean convertir una tienda o un restaurante en un data center. La computación de borde localizada cobra un sentido especial cuando se poseen varias tiendas concentradas en muchas áreas metropolitanas diferentes y es necesario enviar técnicos para cambiar el hardware o arreglar componentes de vez en cuando. Asimismo, la baja latencia es un factor clave: 60 por ciento* de los tomadores de decisiones de TI a nivel mundial encuestados requiere una latencia de 10 milisegundos o menos para sus aplicaciones, y uno de cada 5 necesita 5 milisegundos o menos. Vemos eso en varias industrias verticales: los hospitales no quieren usar su espacio para hospedar data centers, pero deben recopilar y procesar rápidamente grandes cantidades de datos, y necesitan computación y datos cercanos para una latencia baja y privacidad de datos más sólida; las empresas de inversión deben implementar aplicaciones de muy baja latencia para respaldar el comercio de alta frecuencia; la entrega de eventos de medios en vivo es otro gran ejemplo: un cliente de contenido global de Lumen creó una aplicación para distribuir video en vivo, pero debido a los estrictos requisitos de latencia y emparejamiento no funcionarían en una nube pública, por ello nuestra computación de borde ofrece programación en vivo a sus espectadores. Estamos implementando soluciones distribuidas similares para clientes que necesitan ejecutar videojuegos con computación muy cerca de los ojos de los jugadores. Nuestra presencia en América del Norte, Europa, América del Sur y la Cuenca del Pacífico es uno de los mejores en términos de backbone de internet pública. Ofrecemos la red de internet pública más conectada con algunas de las latencias más bajas alrededor del mundo.

Conceptos erróneos sobre el 5G

Los CTO de las empresas cliente y los proveedores de servicios en la nube me dicen que al principio pensaban que las aplicaciones de computación de borde solo podían ejecutarse en redes 5G, pero ahora se dan cuenta de que no es así. Los servicios de computación de borde de Lumen no necesitan del 5G y son compatibles con múltiples tecnologías inalámbricas. Casi un tercio* de los tomadores de decisiones de TI a nivel global son escépticos respecto de que sus organizaciones vayan a utilizar el 5G, y la mayoría* tiene inquietudes significativas en cuanto a la seguridad cuando se trata de depender de las redes 5G. Otras tecnologías inalámbricas a menudo están mejor equipadas para las soluciones de computación de borde, y los clientes frecuentemente prefieren métodos de acceso a redes inalámbricas privadas sobre las redes 5G públicas, compartidas. Adicionalmente, los clientes necesitan más ancho de banda del que puede proveerles el 5G. Sus necesidades de ancho de banda se duplican aproximadamente cada año, e incluso un Gb/seg no es suficiente. Para cuando el 5G se implemente de manera ubicua, ya no cubrirá las necesidades de ancho de banda de la mayoría de las empresas. Ahí es donde interviene la amplia conectividad de fibra de Lumen. La fibra es una de las formas más eficientes y altamente escalables de mover bits en una ciudad, en un país y en todo el mundo.

Servicios de aplicaciones gerenciadas, de la fibra a la nube.

Nueve de 10* líderes encuestados con cargos directivos a nivel global dicen que la infraestructura de fibra es esencial para conectarse a una red distribuida en la nube. La Plataforma Lumen conecta muchos data centers en todo el mundo. Trasportamos una cantidad considerable de los datos del mundo—de la fibra a la nube. En lugar de competir con los proveedores de servicios en la nube, somos un socio de servicios gerenciados que entrega soluciones conjuntas con Google, Microsoft, Amazon y VMware.  Podemos ayudarle con su planta de producción y su robótica, podemos integrar seguridad y aplicaciones, y podemos implementar y gerenciar una red inalámbrica privada que cubra su campus de 92.000 metros cuadrados. Todo se reduce a habilitar los servicios de aplicaciones gerenciadas en un entorno distribuido y conectarlos a través del mundo físico. Ése es el rol que jugamos y pensamos que lo hacemos mejor que cualquier otro.   *Lumen, Informe de Tendencia Global: Cómo la 4a Revolución Industrial está cambiando a TI, a las empresas y al mundo, septiembre de 2020 El presente contenido se provee solo con fines informativos y puede requerir de investigación y sustanciación adicionales de parte del usuario final. Además, la información se brinda «como está» sin garantía ni condición alguna, ya sea expresa o implícita. El uso de esta información es responsabilidad del usuario final. Lumen no garantiza que la información cumpla con las necesidades del usuario final o que la implementación o uso de esta información tenga los resultados deseados por el usuario final. El presente documento representa a los productos y a las ofertas de Lumen a la fecha de su emisión. Los servicios no se encuentran disponibles en todas partes. Solo para clientes corporativos. Lumen puede cambiar o cancelar productos y servicios o sustituir productos y servicios similares a su exclusiva discreción sin notificación alguna. ©2020 Lumen Technologies. Todos los Derechos Reservados. Artículo Original en inglés: https://blog.lumen.com/distributed-applications-and-the-lumen-platform/
Andrew Dugan
Autor: Paul Savill Vice President of Enterprise Products and Services – Lumen

Disponible en Português (Portugués, Brasil)