La evolución de distintas tecnologías ha sido un factor que indudablemente ha marcado el rumbo de los más grandes eventos deportivos. A medida que cada deporte crece en nivel de competencia, también ha crecido la demanda de los aficionados por seguir la mayor cantidad de torneos, partidos, mundiales, entre otras competiciones.

La primera transmisión en vivo en Latinoamérica de un evento deportivo de largo alcance fue la Copa Mundial de futbol en México, en 1970. Este hecho cambió por completo la industria del deporte y la televisión. Desde entonces, la tecnología necesaria para lograr una cobertura que satisfaga la demanda en competiciones de similar calibre, como el Super Bowl o las Olimpiadas, ha crecido también exponencialmente.

Con la reciente noticia de que los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se realizarán a puerta cerrada y sin espectadores en los estadios, el papel de la tecnología en la transmisión de eventos deportivos vive su momento más significativo y protagónico desde que se pueden sintonizar estos eventos.

Es por ello que vale la pena analizar cuáles son las características de la tecnología que permitirán una transmisión de alta calidad para audiencias tan grandes y cómo funciona, en un momento en el que será la única forma de ver la justa deportiva más importante que hay.

En el pasado las transmisiones tradicionales estaban ancladas a las cadenas televisivas, cuya cobertura geográfica generalmente era local y dependía exclusivamente del alcance de sus transmisores analógicos o digitales y del receptor de televisión por parte del usuario final. Sin embargo, una tecnología que ha generado importantes cambios respecto a la forma de ver los deportes en la actualidad es el streaming.

El streaming significó un parteaguas en la transmisión de eventos deportivos en vivo porque gracias al uso del internet se hizo posible tener más opciones para poder seguir estos eventos con una buena calidad y en diversos lugares a través de dispositivos como tablets, smartphones, televisión inteligente, etcétera, además de estar disponible para más espectadores.

Pero para lograr sintonizar estos eventos con una buena calidad, es necesario contar con tecnologías que permitan un flujo constante de datos desde la fuente que genera el contenido hasta el usuario final. Un ejemplo de cómo se logra esto es a través de empresas como Lumen Technologies, empresa que se encarga de dar soluciones a servicios de streaming, que utiliza una Red de Distribución de Contenido (CDN, por sus siglas en inglés) que tiene una infraestructura de conectividad con cobertura en más de 60 países, proporcionando una ruta óptima entre los proveedores de internet y el contenido que ven los espectadores.

En estos avances tecnológicos que nos permiten asegurar la calidad del streaming, las claves están en la accesibilidad, la conectividad y la seguridad.

  • Accesibilidad: tiene que ver principalmente con tres aspectos: los costos de conexión en función del plan de internet que se tenga contratado, los derechos de transmisión del evento, y los dispositivos que se utilicen para recibir el contenido en formato estándar, HD, ultra HD, etcétera.
  • Conectividad: la conectividad a Internet ha tenido avances significativos en todo el mundo, tanto en penetración, cobertura, como en costos. Esto favorece a tener plataformas de streaming mucho más robustas y adaptables a las condiciones del cliente final.
  • Seguridad: asegurar el contenido a través de la encriptación y la autenticación del usuario es fundamental para cualquier plataforma de streaming. Es por ello que existen técnicas de distribución y transmisión que permiten la geolocalización del usuario final con base en su IP y de acuerdo con parámetros definidos por zonas y los dueños de los derechos del evento.

El deporte es indudablemente uno de los grandes movilizadores de la sociedad. Sin embargo, muchas veces no dimensionamos todos los aspectos en los que esta industria impulsa a otras. Claro que lo consideramos como una disciplina importante para la salud, para la superación personal y como una fuente inagotable de inspiración, pero también es importante voltear a ver que la forma de ver deportes y la evolución de estas tecnologías nos ha llevado a un lugar en donde hace unos años no podríamos imaginar que estaríamos. Lograr avances tecnológicos como estos ha permitido alcanzar a audiencias cada vez más grandes y superar barreras de comunicación para conectar al mundo a través de diversos eventos deportivos.

Jon Paul "JP" McLeary

Autor:
Jaime Durán,
Director de Conectividad, Medios e IP para el Clúster Norte
Lumen Technologies, LATAM

Disponible en Português (Portugués, Brasil)